La Enfermedad de Alzheimer:La detección precoz fundamental

· psicoanalice
Autores

El diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer se efectúa habitualmente con bastante retraso.

Pueden pasar varios años después del comienzo de los primeros síntomas antes de que el diagnóstico se haya efectuado.

Según numerosos investigadores, hacer retrasar 5 años el principio de la enfermedad permitiría reducir la frecuencia del Alzheimer en un 50 %.

La enfermedad de Alzheimer : una enfermedad mal diagnosticada.

Apenas una de cada 2 personas afectadas de la enfermedad de Alzheimer será diagnosticada correctamente.

A una de cada 3 personas se le podría realizar el diagnóstico en una fase precoz de la enfermedad.

Cuando se detectan los síntomas de pérdida de memoria, el proceso de degeneración del tejido cerebral, cuyo origen es la enfermedad de Alzheimer, ya ha evolucionado mucho.

El tiempo transcurrido entre los primeros síntomas y el diagnóstico es elevado: es de dos años de media en Francia contra diez meses en Alemania, catorce meses en Italia. 20 meses es la media europea.

El desconocimiento del diagnóstico o el diagnóstico efectuado en un estadío avanzado retrasan el comienzo del tratamiento de estos enfermos.

La demencia es diagnosticada en el 33% de los enfermos en un estadío avanzado.

Un retraso en el diagnóstico representa una pérdida de oportunidades para el enfermo.

Un diagnóstico precoz permite señalar el origen de la demencia, la severidad de la enfermedad, así como la repercusión sobre su autonomía.

Reconocer los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer permite un diagnóstico más precoz.

Los trastornos de la memoria  no son la mayoría de las veces los primeros signos de la enfermedad.

Factores a tener en cuenta para la enfermedad:

  • Vivir solo, viudedad
  • Jubilación
  • Estados depresivos
  • El tabaco
  • El alcohol
  • La hipertensión arterial
  • La diabetes tipo 2
  • La disminución del consumo de vitamina E y de flavonoides, presentes en el té verde y el vino tinto.

Otros síntomas a tener en cuenta ya mas relacionados con la memoria:

  • Olvidar sus medicamentos, equivocarse de caja, de dosis.
  • Olvidar pagar sus cuentas.
  • Olvidar el código de la tarjeta de crédito.
  • Olvidar un acto reciente.
  • Olvidar un texto leído recientemente.
  • Plantear las mismas preguntas.
  • Hacer los mismos gestos.
  • Olvidar sus citas.
  • Olvidar la ubicación de los objetos corrientes.
  • Olvidar usar el teléfono y olvidar los números telefónicos marcados con frecuencia.
  • Olvidar una fecha o varios acontecimientos importantes de su vida.
  • Olvidar la comida en la nevera.

Otros síntomas

  • Confundir los colores.
  • No vestirse de modo apropiado, por ejemplo: llevar un abrigo en pleno verano o un traje de baño en pleno invierno.
  • No recordar cómo volver a su casa.
  • No encontrar los objetos.
  • No poner las cosas en su sitio o colocar los objetos en lugares inapropiados (poner su reloj en el azucarero, por ejemplo).
  • Tener cambios bruscos de humor y pasar de la cólera a la risa por ejemplo.
  • Dificultades en preparar una comida.
  • Falta de higiene adecuada.

Factores preventivos

  • Vivir en pareja.
  • Participar en actividades sociales.
  • Realizar diversas y continuas actividades intelectuales.
  • Hacer ejercicio.
  • Uno o dos vasos de vino al día.
  • Tasas altas de colesterol “bueno”.
  • La dieta mediterránea, ya que permite la disminución de riesgos cardio-vasculares.
  • Vivir con personas más jóvenes.

El nivel de estudios y el nivel social

  • El nivel de estudios y el nivel social: las personas con un nivel socio

económico más elevado tienen un menor riesgo de padecer demencia.

  • Así mismo la posible manifestación de la demencia es mucho más tardía.
  • También las personas bien integradas socialmente, ya que tienen más oportunidades de tener costumbres sanas, relacionadas con las facultades intelectuales y la salud física.

Mantener una vida social activa ayuda a mantener las capacidades cerebrales. Evitando el aislamiento y las consecuencias del mismo.

Según el estudio, el matrimonio, el voluntariado o los frecuentes contactos sociales permiten tener mejores funciones cognitivas.

Más de ¾ partes de las familias prefieren hacerse cargo en su domicilio de su pariente afectado por la enfermedad.

Los parientes de los pacientes afectados por la enfermedad de Alzheimer que se hacen cargo de ellos en su domicilio, 24 horas sobre 24, 365 días al año corren el riesgo de agotarse, deprimirse, a tener problemas de sueño o dificultades en las relaciones familiares. Deben de recibir apoyo y asesoramiento de profesionales para poder dar calidad de vida a su ser querido. Si ellos no la tienen difícilmente podrán brindársela.

Vivir con un enfermo afectado de Alzheimer es difícil.

El entorno familiar debe aprender a adaptarse a los problemas del paciente cuyas necesidades son muy variadas y el comportamiento frecuentemente inestable.

Los cuidadores(familia) se sienten a menudo desvalorizados, incompetentes y se culpabilizan de no poder ayudar más al enfermo del que se ocupan.

La ayuda de los cuidadores permite una disminución de los problemas de comportamiento del paciente así como una tendencia al retraso del ingreso en una institución. La institucionalización del paciente debe ser como ultima opción, ya que el desarraigo que ello produce le deteriora de manera importante.

Ayudar a los cuidadores a vivir con un pariente afectado por la enfermedad de Alzheimer

  • Cuidarse tomándose momentos de descanso
  • Aprender a relajarse, ir al cine, pasear…
  • Cuidar su salud
  • Hablar de la salud de vuestro pariente y de vuestras dificultades a vuestro entorno familiar o de amigos.
  • Dejarse ayudar para poder cuidarse.
  • No esperar a estar exhausto ni a caer víctima de un agotamiento psíquico y físico.
  • No sobrepasar sus límites.
  • Descansar, no dejar sus actividades ni sus relaciones sociales.
  • Acordarse de tener momentos de relajación y suyos propios.
  • No dudar en pedir ayuda.
  • Para informarse dirigirse a los profesionales y a las asociaciones.
  • El intercambio con otras personas que comparten la misma experiencia puede ayudar a comprender mejor la situación a la persona responsable así como sus propias reacciones
  • No culpabilizarse.
  • Aprender a compartir responsabilidades.

Cuidadores (Café del Alzheimer)

3 comentarios

Comments RSS
  1. LUZ ALEJANDRA ALCARAZ

    carecemos de conocimientos, y de cultura para que en caso de tener un paciente en casa, podamos actuar de la manera mas adecuada en el manejo de este, y sobretodo el manejo de las emociones y el estado interno del cuidador no es facil. A DONDE ACUDIR PARA ASEORIA, AYUDA Y APOYO PSICOLOGICO, ECONOMICO Y APOYO DE OTAS PERSONAS.
    SOY PROBABLE CANDIDATO A PADECERLO Y TENGO 60 A;OS DE EDAD MUJER, QUE A PADECIDO DEPRESION POR VIOLENCIA FAMILIA E HISTORIA DE VIDA., MI FAMILIA ES TAN CERRADA QUE NO QUIERE NI TOCAR EL TEA PARA EVADIR LA RESPONSABILIDAD.
    CONFIESO TENGO MUCHO MIEDO A QUIEN ACUDIR EN ESTOS MOMENTOS EN LOS QUE ESTOY BIEN. S.O.S S.O.S

  2. LUZ ALEJANDRA ALCARAZ

    SOLICITO ORIENTACION Y AYUDA S.O.S.

  3. LuzbelYolanda

    Luz,unete en facebook a Alzheimer universal alli tenemos recursos y un cafe de Alzheimer donde nos reunimos y nos apoyamos entre todos los cuidadores!! no estas sola en google somos ALZHEIMER UNIVERSAL 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: