La anorexia y el amor.

· psicoanalice

No estoy como debía estar!!!

Esta mujer afirmaba que había adelgazado y por casualidad alguien le lanza un piropo, esto resulto de la misma forma que ganara un premio de belleza, generó en ella un sentimiento de superioridad al mismo tiempo que un sentimiento de enajenación ya que ella no se reconoce como tal, como delgada y bella, por lo que inicia la búsqueda de sí misma y luego del sentimiento positivo que ha obtenido resultante del piropo, empezando la carrera hacia como piensa que debería estar. No está preparada para una relación porque en su condición de búsqueda de esa forma física está limitando el deseo. Podríamos afirmar que en este caso la belleza se presenta como  algo que viene a poner límite al deseo,  ese deseo sin amor en que la reacción, de que no quiero a nadie, como resultado de no reconocerse en su cuerpo, un cuerpo extraño y todos que le rodean son tan extraños como su cuerpo y continua la búsqueda de un estereotipo de belleza que nunca encontrará. En ese buscar le acompaña una ansiedad y depresión, en casos extremos, la insatisfacción consigo mismo, manteniendo a distancia el amor ya que en la búsqueda piensa que no está preparada para eso. No está preparada porque no contenta con su cuerpo, quiere más, ser más perfecta para que entonces pueda amar y ser amada.

La ausencia de la regla, de la libido, y las relaciones amorosas que mantiene solo por compromiso social, son la continuidad y desencadenante. Al tener una relación aunque no satisfactoria se sociabiliza y empieza a recuperar peso. Vuelve a romper esa supuesta relación y empieza de nuevo a perder peso.

Vuelve a empeorar, generó un sentimiento relativamente a las posibles relaciones o tan solo a la idea de tenerlas insoportable y mantiene un distanciamiento con el amor, quedando solo el deseo en sí misma.

Piensa algunas veces en amar una mujer, terminando por enamorarse de sí misma. Pierde la división de los sexos y entra en una escalada masturbatoria, sin nunca abrir la posibilidad de intercambio. La relación sexual en solitario es para ella una relación satisfactoria, sin exponerse a los  riesgos de una relación a dos, realiza un deseo que no le asusta ni le factura ningún tipo de experiencia negativa de una posible relación amorosa, seria esa una forma de realización de deseos que le pone en peligro, ya que pasaría también por los derroteros del amor, y ella no quiere a nadie. El deseo del otro como tal le haría entrar en el deseo del otro, que no coincide con su búsqueda de la belleza, volviendo a afirmar que aún no está preparada para la relación. La negación del deseo y del amor.

1 comentario

Comments RSS
  1. cheyomartin@yahoo.com

    muy bonita con toda honestidad t diria q tiene gran parte d mi vida narrada solo faltaria agregar la inseguridad q hace q uno se refugie en la autosatisfaccion y en como queda la autoestima x abajo de lo normal gracias a ese ritmo d vida lo cual ironicamente no es vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: